domingo, 9 de julio de 2017

San Petersburgo, Rusia

Crucero capitales Balticas , dias 4 y 5

Meses antes tenia toda la información para ver lo que me interesaba de esta ciudad, como el museo de artillería, el crucero Aurora o el Submarino que se puede visitar por dentro. Horarios , rutas, precios...

Hace falta un visado, que pensé seria un mero tramite como para Turkia o EEUU, osea rellenar un papel y pagar unas tasas. Pues no, son  unos complicados tramites que al final cuesta unos 100 euros por pasaporte y un mes de papeles. Asi que descartado.

La única opción era contratar una excursión organizada y renunciar a ver esas cosas. Pues ninguna empresa contempla enseñar lo que a mi me interesa.

Opte por Shore2shore pues al menos se visitaba lo mas destacado de la ciudad y era de las mas económicas. Un acierto.

Bajamos pronto del barco y nos encontramos las largas colas para los controles de pasaportes. Hemos coincidido 2 cruceros a la vez en la misma zona. Al final en el puerto se juntaran 5. La cara de pocos amigos de los policías, podría servir para viajar en el tiempo y ver como era un control en la peor época del comunismo. Solo cambia el color del uniforme.

Por fin llega nuestra guía en un minibus y empezamos con ganas. Día ventoso y con lluvias intermitentes. El peor de todo el crucero, pero no nos importa.

Nos llevan a la isla Vasilieski para poder tener una primera visión del Hermitage y la Fortaleza de Pedro y Pablo



Seguimos......una puta tienda de recuerdos. Mal vamos

Fortaleza de Pedro y Pablo. Visitamos la iglesia donde están enterrados los zares. Agobiante por el numero de visitantes. A alguno me gustaría hacerle tragar sus tablets. Demasiado tiempo para lo poco que vemos. La guía nos consigue un pequeño concierto de los monjes solo para nuestro grupo. Valla, nos quieren vender su disco. Su cara cuando nos vamos sin comprar ninguno me indica que no estaremos en sus oraciones de hoy.



Seguimos, viendo pasar justo enfrente el Museo de Artillería, con su patio lleno de cañones. Lloro por dentro por no poder visitarlo. Me lamento a la guía de que tampoco podre visitar el Crucero Aurora, que este octubre hará 100 años que dio el cañonazo que inicio la revolución. La guía tiene el detalle de hacer una parada para que me pueda hacer una foto. 


Seguimos cuando un fuerte ruino hace retemblar los cristales del minibus. Es el cañonazo de las 12.
Llegamos a uno de los iconos de San Petersburgo. La iglesia de la sangre derramada, hecha sobre el lugar que sufrió un atentado el Zar  Alejandro II en 1881. Vemos como dentro de la iglesia se preserva el lugar exacto del atentado.


Nos dan dos horas para comer que solucionamos rápidamente en el McDonnal , aprovechando el tiempo para pasear por la avenida Nevsky. Vemos la catedral de Kazan, donde extrañamente no hay tantos turistas, si no gente de San Petersburgo haciendo cola para besar el icono de la Virgen. Tan milagrosa que hasta Estalin la subió a un avión para que diera tres vueltas sobre Leningrado para proteger la ciudad de los alemanes. Se considera que esta catedral se hizo como conmemoración de las victorias sobre Napoleón y esta enterrado en su interior el Mariscal Kutuzov.


Vemos también el punto donde indicaban durante el asedio que ese lado de la acera era mas peligroso.


Un descanso en la explanada del Hermitage hasta al momento de continuar la excursión.


Ahora , ya con el grupo pasamos al Hermitage . No se puede ni andar por las salas. Realmente agobiante la marea de chinos fotografiando absolutamente todo, a empujones si hace falta. Solo podemos percibir una mínima parte de lo que el Hermitage nos puede ofrecer. El museo no es capaz de digerir esta avalancha. baños colapsados, pasillos atascados. Una pena. Miramos por las ventanas y vemos las colas interminables de gente que aun quiere entrar. Supongo que el problema lo generan en gran parte los cruceros que coinciden en su recorrido los mismos días en la ciudad.
Pasamos por las conocidas como "escaleras de Octubre" , por donde subieron los revolucionarios en busca del Zar y su familia. 




Para terminar el dia solo nos queda un paseo en barco por el Neva. Bien hasta que salimos a su parte mas ancha ,el frió y el viento hace que la excursión se nos haga larga.


Regreso al barco a descansar hasta el siguiente día. Empieza con mejor tiempo y menos colas en los controles pues otras excursiones han salido mucho antes.

Nos dirigimos al Palacio de Pavlovsk y por suerte no hay mucha gente. Lo podemos disfrutar. Una de las cosas que mas me llamo la atención fue la colección de urnas funerarias romanas. Los nobles y monarcas de la época, tenían la costumbre de hacer un gran viaje por Europa comprando todo lo que se les antojaba para sus palacios.





De aquí,  a Peterhoff y sus fuentes. Muy bonito pero una vez mas, atestado. Nos despistamos del grupo así que las vemos a nuestro aire. Por suerte teníamos un punto de encuentro una hora mas tarde.





Regreso a San Petersburgo para coger el metro y ver algunas de sus estaciones mas llamativas.
Por el camino vemos el palacio en el que aloja Putin cuando visita la ciudad .





Durante estos dos dias hemos visto muchos símbolos del pasado comunista con el que la nueva Rusia ha roto , pero esos símbolos se respetan como parte de la historia. 

También es fácil ver monumentos y memoriales de la IIGM. Como el impresionante monumento a los Heroes Defensores de Leningrado, que vimos en movimiento y no pude hacer fotos.

Foto Internet

 También vimos sobre la marcha, el carro KV-85 , el submarino C-189 que se puede visitar o las piezas de artilleria del acorazado Kirov.

Foto Internet

Foto Internet

Foto Internet

Regresamos al barco y mi sorpresa mientras cenamos en el comedor, es ver pasar por la ventana  fortificaciones , buques de guerra y submarinos rusos. Estamos pasando por la base naval de Kronstadt , que controla el acceso a San Petersburgo.



Mañana Tallin






























2 comentarios:

  1. Efectivamente como indicas Gustav, ir a solo una ciudad rusa como San Petersburgo de visita, por el precio y la dificultad de obtener el visado, al final tienes que ir en una excursión pactada con Visado Colectivo.. menos mal que los guias , incluso los que hablan español, son auténticos profesionales y en 2 días y 1 noche (donde nos llevaron a ver los puentes levadizos sobre el rio Neva) nos hicimos una idea muy buena del magnífico pasado esplendoroso de San Petersburgo, aun con algunos símbolos comunistas no derruidos (aunque ya se ve absolutamente moderno sólo hay que fijarse en los coches nuevos que circulan por sus avenidas).. y esperemos que un futuro por delante también brillante

    ResponderEliminar
  2. un consejo para disfrutar del palacio museo HERMITAGE,una de las joyas imperdibles de San Petersburgo, Para librarse de las Hordas de personas que pululan por allí, lo mejor es ir a primerísima hora. si se va con una excursión organizada, dejan pasar a grupos antes de la apertura general para el resto de turistas.. lo que nos proporcionó al grupo en el que íbamos una visita increiblemente fantástica con salas vacias de gente donde bailar a nuestras anchas.. sin duda, lo mejor de San Petersburgo, gracias a nuestro experto guía

    ResponderEliminar